Teix - Teixot - Puig des Vent

Teix - Teixot - Puig des Vent

La ruta la iniciamos en la urbanización s’Arxiduc de Valldemossa a la que accedemos desde la carretera Ma-1110. Subiendo desde Palma, poco antes de llegar a Valldemossa, justo pasado una curva muy cerrada a izquierdas, hay a la derecha un desvío con un árbol en el centro. Subimos por la calle Austria, siempre hacia la izquierda y aparcamos después de otra curva cerrada a la izquierda, cuando la calle deja de subir.

Aquí, junto a una impresionante pared de piedra de un chalet, arranca la amplia pista hacia la finca pública de Son Moragues, señalizada con cartelería del Govern, por donde nos adentramos. Sin dejar la pista principal, obviando cualquier alternativa, pasamos un portillo con barrera por la portezuela de la derecha (3’) y más adelante otro portillo con un paso canadiense (9’). Aquí seguimos recto obviando el ramal de la derecha. Pasamos junto a la Font de na Ropit (2’), que reconoceremos por la caseta en ruinas a la derecha del camino. 3’ más arriba dejamos a la derecha un desvío que obviamos y al llegar a una curva cerrada a la derecha de la pista principal (3’) nosotros tomamos el atajo de la izquierda. Recomiendo seguir por la pista principal, ya que por éste no se adelanta prácticamente nada. Desde este punto hasta la barrera de entrada a la finca pública de Son Moragues tardaremos unos 5’ por cualquiera de las dos opciones.
Continuamos ascendiendo por la pista principal, con la opción de poder visitar la antigua zona “industrial” de la izquierda con cartelería explicativa, que si no se conoce, merece la pena detenerse. La pista se va empinando y nos regala unas rampas que nos hacen sudar, hasta llegar a la Font des Polls y su zona recreativa (21’).
Aquí a la derecha se inicia el camino des Caragol, marcado con un letrero en el que reza “Serra des Cairats”. Este camino realiza varios zigs-zags, ayudado por unas paredes de sostenimiento y en una zona intermedia suelen haber unas magníficas vistas sobre Valldemossa, algo que hoy no podemos apreciar.
Poco más arriba encontramos una bifurcación (12’ desde la Font des Polls) que tomamos a la izquierda y que seguimos sin ningún problema, ayudados por los hitos, hasta la pared de linde de la finca de Es Teix (10’).
Pasamos entre la pared y la rejilla y continuamos en ligero ascenso, en oblicuo a la izquierda, para encontrar el sendero y los hitos que nos irán guiando Nornoroeste, no muy lejos del cortado, hasta la siguiente pared de piedra en seco (15’), que pasamos por una pequeña abertura. A partir de aquí el sendero y los hitos se siguen sin ninguna dificultad hasta la cima de El Teix a la que llegamos en 8’ más.
Desde la cima bajamos por el lado opuesto al que hemos subido, siguiendo en la misma dirección, para bajar a un collado (3’) al que más tarde volveremos para descender hasta el Pla de sa Serp. Ahora lo que hacemos es continuar en la misma dirección por la parte más alta de la loma, hasta alcanzar la cota 1059 (6’). Desde ésta seguimos Este, salvando algunas rocas por la derecha, hasta alcanzar el Teixot (10’).
Ahora volvemos al collado descrito anteriormente (9’), pero en lugar de ir por la cresta, vamos más bajos, por la izquierda, por donde es más fácil caminar. Bajamos por la cara Norte del collado por el claro camino zigzagueante. Cuando la ladera empieza a perder inclinación encontramos los restos de un cercado eléctrico. Lo pasamos y continuamos por los senderillos que van hacia la derecha y hacia abajo, sin llegar a la amplia pista que discurre por el centro del rellano. Así llegamos a la Font de sa Serp, que está unos metros por encima de la pista, en 10’ desde el collado.
De espaldas a la fuente, veremos el sendero que parte al otro lado de la pista, dirección Norte. Este sendero pasa un pequeño collado y sin apenas perder altura, vamos por el lado derecho de esta pequeña ladera, hasta encontrar un hito algo más grande sobre una roca (5’). A la izquierda hay una amplia grieta por la que se supera esta ladera de la izquierda. Arriba se gira a la derecha, se pasa junto a una caseta en ruinas, una era y un cercado para animales de pared de piedra. Nosotros por despiste continuamos recto sin subir por la grieta, pero llegamos igualmente a la cima del Puig des Vent (10’), yendo en oblicuo a la izquierda y habiendo dejado a la izquierda el cercado para animales.
Desde la cima del Puig de Vent bajamos pasando junto a la era y siguiendo recto hasta encontrar la grieta a la izquierda, que ahora sí bajamos por ella, para volver a la pista junto a la Font de sa Serp (15’). Seguimos la pista hacia la derecha y la deberíamos haber seguido unos 5’ hasta encontrar el desvío en oblicuo a la derecha, por donde sigue el camino que nos conducirá hasta el Camí de s’Arxiduc. Dada la mala visibilidad y el despiste, fuimos a la derecha un poco antes y nos metimos en la torrentera. Al darnos cuenta giramos a la izquierda hasta localizar el camino correcto, ya muy cerca de la escalerilla que salva la pared de linde de la finca (16’).
En la parte alta de la escalerilla hay una puerta metálica que pretende cerrar el paso, con letreros visibles desde el exterior que nos avisan de que nos encontramos ante una propiedad privada y que no debemos pasar.
Llegamos al Camí de s’Arxiduc, junto a un gran hito, (8’) y vamos hacia la izquierda en suave descenso hasta pasar junto a un gran pozo de nieve y enseguida por el refugio de Es Cairats (17’).
Desde el refugio no nos queda nada más que bajar por la pista principal hasta el punto de inicio, al que llegamos en 47’, dando por concluida la ruta de hoy.


  • Comparte nuestra web:
  • La ruta la iniciamos en la urbanización s’Arxiduc de Valldemossa a la que accedemos desde la carretera Ma-1110. Subiendo desde Palma, poco antes de llegar a Valldemossa, justo pasado una curva muy cerrada a izquierdas, hay a la derecha un desvío con un árbol en el centro. Subimos por la calle Austria, siempre hacia la izquierda y aparcamos después de otra curva cerrada a la izquierda, cuando la calle deja de subir.

    Aquí, junto a una impresionante pared de piedra de un chalet, arranca la amplia pista hacia la finca pública de Son Moragues, señalizada con cartelería del Govern, por donde nos adentramos. Sin dejar la pista principal, obviando cualquier alternativa, pasamos un portillo con barrera por la portezuela de la derecha (3’) y más adelante otro portillo con un paso canadiense (9’). Aquí seguimos recto obviando el ramal de la derecha. Pasamos junto a la Font de na Ropit (2’), que reconoceremos por la caseta en ruinas a la derecha del camino. 3’ más arriba dejamos a la derecha un desvío que obviamos y al llegar a una curva cerrada a la derecha de la pista principal (3’) nosotros tomamos el atajo de la izquierda. Recomiendo seguir por la pista principal, ya que por éste no se adelanta prácticamente nada. Desde este punto hasta la barrera de entrada a la finca pública de Son Moragues tardaremos unos 5’ por cualquiera de las dos opciones.
    Continuamos ascendiendo por la pista principal, con la opción de poder visitar la antigua zona “industrial” de la izquierda con cartelería explicativa, que si no se conoce, merece la pena detenerse. La pista se va empinando y nos regala unas rampas que nos hacen sudar, hasta llegar a la Font des Polls y su zona recreativa (21’).
    Aquí a la derecha se inicia el camino des Caragol, marcado con un letrero en el que reza “Serra des Cairats”. Este camino realiza varios zigs-zags, ayudado por unas paredes de sostenimiento y en una zona intermedia suelen haber unas magníficas vistas sobre Valldemossa, algo que hoy no podemos apreciar.
    Poco más arriba encontramos una bifurcación (12’ desde la Font des Polls) que tomamos a la izquierda y que seguimos sin ningún problema, ayudados por los hitos, hasta la pared de linde de la finca de Es Teix (10’).
    Pasamos entre la pared y la rejilla y continuamos en ligero ascenso, en oblicuo a la izquierda, para encontrar el sendero y los hitos que nos irán guiando Nornoroeste, no muy lejos del cortado, hasta la siguiente pared de piedra en seco (15’), que pasamos por una pequeña abertura. A partir de aquí el sendero y los hitos se siguen sin ninguna dificultad hasta la cima de El Teix a la que llegamos en 8’ más.
    Desde la cima bajamos por el lado opuesto al que hemos subido, siguiendo en la misma dirección, para bajar a un collado (3’) al que más tarde volveremos para descender hasta el Pla de sa Serp. Ahora lo que hacemos es continuar en la misma dirección por la parte más alta de la loma, hasta alcanzar la cota 1059 (6’). Desde ésta seguimos Este, salvando algunas rocas por la derecha, hasta alcanzar el Teixot (10’).
    Ahora volvemos al collado descrito anteriormente (9’), pero en lugar de ir por la cresta, vamos más bajos, por la izquierda, por donde es más fácil caminar. Bajamos por la cara Norte del collado por el claro camino zigzagueante. Cuando la ladera empieza a perder inclinación encontramos los restos de un cercado eléctrico. Lo pasamos y continuamos por los senderillos que van hacia la derecha y hacia abajo, sin llegar a la amplia pista que discurre por el centro del rellano. Así llegamos a la Font de sa Serp, que está unos metros por encima de la pista, en 10’ desde el collado.
    De espaldas a la fuente, veremos el sendero que parte al otro lado de la pista, dirección Norte. Este sendero pasa un pequeño collado y sin apenas perder altura, vamos por el lado derecho de esta pequeña ladera, hasta encontrar un hito algo más grande sobre una roca (5’). A la izquierda hay una amplia grieta por la que se supera esta ladera de la izquierda. Arriba se gira a la derecha, se pasa junto a una caseta en ruinas, una era y un cercado para animales de pared de piedra. Nosotros por despiste continuamos recto sin subir por la grieta, pero llegamos igualmente a la cima del Puig des Vent (10’), yendo en oblicuo a la izquierda y habiendo dejado a la izquierda el cercado para animales.
    Desde la cima del Puig de Vent bajamos pasando junto a la era y siguiendo recto hasta encontrar la grieta a la izquierda, que ahora sí bajamos por ella, para volver a la pista junto a la Font de sa Serp (15’). Seguimos la pista hacia la derecha y la deberíamos haber seguido unos 5’ hasta encontrar el desvío en oblicuo a la derecha, por donde sigue el camino que nos conducirá hasta el Camí de s’Arxiduc. Dada la mala visibilidad y el despiste, fuimos a la derecha un poco antes y nos metimos en la torrentera. Al darnos cuenta giramos a la izquierda hasta localizar el camino correcto, ya muy cerca de la escalerilla que salva la pared de linde de la finca (16’).
    En la parte alta de la escalerilla hay una puerta metálica que pretende cerrar el paso, con letreros visibles desde el exterior que nos avisan de que nos encontramos ante una propiedad privada y que no debemos pasar.
    Llegamos al Camí de s’Arxiduc, junto a un gran hito, (8’) y vamos hacia la izquierda en suave descenso hasta pasar junto a un gran pozo de nieve y enseguida por el refugio de Es Cairats (17’).
    Desde el refugio no nos queda nada más que bajar por la pista principal hasta el punto de inicio, al que llegamos en 47’, dando por concluida la ruta de hoy.

    Senderismo



    Powered by Sport&Apps