Girona, Finca Bell.lloc. CRR7

Girona, Finca Bell.lloc. CRR7

Es una vuelta corta pero intensa, ya que sólo subiremos dos puertos pero uno de ellos será especialmente duro. La salida se realiza en dirección Palamós, donde cogeremos la carretera de la costa para llegar a Sant Feliu de Guíxols. Aquí empezaremos uno de los tramos más espectaculares de toda la ruta, la carretera que conecta este pueblo con Tossa de Mar. Se trata de una carretera repleta de curvas y calas, donde podremos disfrutar de las vistas y conocer la auténtica Costa Brava. Poco antes de llegar a Salionç giraremos a la derecha, para empezar el primer puerto del día, el alto de Sant Grau. Este puerto es especialmente conocido en la zona por ser muy bonito y duro, ya que tiene rampas de hasta el 14% y con un kilómetro final con un 10% de media. Una vez coronemos empezaremos un descenso muy divertido por una carretera secundaria sin tráfico que nos llevará hasta Llagostera, donde cogeremos un tramo llano que nos llevará a Cassà de la Selva, el punto de partida del segundo puerto del día. El Coll de Santa Pellaia es un puerto corto pero divertido que, aunque tiene una rampa del 10%, es bastante suave. Transitaremos por carreteras rodeados de bosque hasta que coronemos y empecemos a bajar en dirección a La Bisbal, donde llegando al pueblo el bosque desaparece. La parte final de la ruta es mucho más llana y llevadera y nos llevará a visitar el precioso pueblo de Pals, para volver hacia Palamós y encarar el último tramo hasta la meta. En total 108 km y 1.407 m de desnivel acumulado que se concentran principalmente en la primera parte de la ruta.


  • Comparte nuestra web:
  • Es una vuelta corta pero intensa, ya que sólo subiremos dos puertos pero uno de ellos será especialmente duro. La salida se realiza en dirección Palamós, donde cogeremos la carretera de la costa para llegar a Sant Feliu de Guíxols. Aquí empezaremos uno de los tramos más espectaculares de toda la ruta, la carretera que conecta este pueblo con Tossa de Mar. Se trata de una carretera repleta de curvas y calas, donde podremos disfrutar de las vistas y conocer la auténtica Costa Brava. Poco antes de llegar a Salionç giraremos a la derecha, para empezar el primer puerto del día, el alto de Sant Grau. Este puerto es especialmente conocido en la zona por ser muy bonito y duro, ya que tiene rampas de hasta el 14% y con un kilómetro final con un 10% de media. Una vez coronemos empezaremos un descenso muy divertido por una carretera secundaria sin tráfico que nos llevará hasta Llagostera, donde cogeremos un tramo llano que nos llevará a Cassà de la Selva, el punto de partida del segundo puerto del día. El Coll de Santa Pellaia es un puerto corto pero divertido que, aunque tiene una rampa del 10%, es bastante suave. Transitaremos por carreteras rodeados de bosque hasta que coronemos y empecemos a bajar en dirección a La Bisbal, donde llegando al pueblo el bosque desaparece. La parte final de la ruta es mucho más llana y llevadera y nos llevará a visitar el precioso pueblo de Pals, para volver hacia Palamós y encarar el último tramo hasta la meta. En total 108 km y 1.407 m de desnivel acumulado que se concentran principalmente en la primera parte de la ruta.

    Rutas Bikefriendly


    Powered by Sport&Apps